Zhāo cái māo 招财猫

Aunque todos lo conocen como “el gato que mueve la mano”, su verdadero nombre es Zhāo cái māo y constituye un objeto de buena suerte en el aspecto económico. Pero este simpático animalito tiene una historia que data de varios siglos. Desde siempre, la gente que vive en los campos de China es mucho más supersticiosa que la citadina, por lo cual, a cada hecho que acontece fuera de lo común le imprimen un significado específico.

Por ejemplo, se levantan al amanecer y  lo primero que hacen es abrir la puerta, obviamente, los animales que rondan por allí se acercarán para obtener algo de comida. Para el dueño de casa, el primer animal que llegue determinará la suerte del día; si llega un cerdo, lo espanta rápidamente, ya que es señal de mal augurio. Esto se debe a que suele tener debilidad por comer cualquier cosa que encuentre, incluso la basura y, según se creen esa energía se transmite a la familia trayéndole mala suerte y miseria. En cambio, si se presenta un perro, es recibido con gran alegría, porque se cree que trae  buena fortuna.

Sin embargo, el animalito más esperado es el gato,  porque simboliza a la suerte por excelencia y se cree que el dinero comenzará a llegar como una fuente inagotable. Se lo recibe con entusiasmo y se lo alimenta para que se quede para siempre en esa casa.

Además, en China el gato es muy respetado porque se considera que tiene conocimientos profundos y es él quien busca a su familia. Incluso cuando no se siente cómodo se va a otro lugar.

Como vemos, este amuleto tan popular por estos días data de muchos siglos, pero, ¿cómo se usa realmente? Bien,  según el feng shui, cuando se quiera incrementar la entrada de clientes y dinero en un comercio,  debe colocarse mirando hacia la puerta de entrada y sobre la caja registradora. En nuestras casas es adecuado colocarlo sobre el teléfono, especialmente cuando se trabaja en forma independiente, para que los pedidos se incrementen.

 

Conseguí tu gatito en Estrella, Azcuénaga 239,  Once

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos