JIAOZI 饺子 – LOS RAVIOLES DE LA FORTUNA-

 

Este plato es uno de los más antiguos y tradicionales de China; esto quedó demostrado hace unos años, cuando en tumbas que datan de la Dinastía Tang se encontraron recipientes de madera conteniendo restos de Jiaozi. Recordemos que, en aquella época, se solía ofrendar a quienes morían, todo tipo de objetos que, según la creencia, necesitarían en su nueva vida.

Este plato era consumido especialmente el día de Año Nuevo Chino, ya que, por su forma, era considerado un plato de buena suerte, por un lado, y un símbolo de unión familiar, por el otro.

Afortunadamente, en la actualidad no es necesario esperar a esta fecha para disfrutarlos, ya que están disponibles todo el año, incluso se pueden comprar hechos. Cabe destacar que siempre estarán presentes en las mesas de familias  chinas que estén celebrando un acontecimiento importante.

Este plato es tan delicioso como sencillo de preparar, sólo es cuestión de seguir el paso a paso de la receta que aquí presentamos.

Ingredientes para la masa

250 cc de agua fría

500 g de harina 0000

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de azúcar
Ingredientes para el relleno

5 ramas de cebolla de verdeo  o apio.

10 g de jengibre fresco

1 diente ajo

½ pocillo de aceite de sésamo

300 g de carne de cerdo
Ingredientes para la salsa

15 g de jengibre

2 dientes de ajo

75 cc de salsa de soja

Preparación 

Colocar en un recipiente la harina, la sal, el azúcar y el agua hasta formar un bollo de masa bien uniforme. Cubrir con papel film y dejar reposar 10 minutos.

Volver a amasar durante 5 minutos y dejar reposar nuevamente por 30 minutos.

Cumplido el tiempo, dividir la masa en porciones, armar bollitos y estirar con las manos o un palo de amasar hasta formar medallones.

Quienes no se animen a hacerlos en forma artesanal, pueden conseguirlos en los supermercados chinos.

Para preparar el relleno, colocar en un bowl la carne de cerdo picada, el jengibre fresco rallado y el ajo y cebolla de verdeo picados. Dejar reposar en la heladera unos minutos.

Armado de los ravioles

Tomar un disco de masa y colocar una cucharada de relleno en el centro; mojar los bordes del disco con agua y cerrar formando una medialuna. El secreto es presionar suavemente muy cerca del relleno, luego, con la masa sobrante hacer pliegues.

 

Cocción

Calentar una sartén con una cucharada de aceite de oliva y dos de agua; colocar los ravioles, tapar y cocinar a fuego medio hasta que queden dorados. Darlos vuelta. Servirlos calientes.

Preparación de la salsa

Picar finamente el ajo; pelar y rallar el jengibre y agregarle la salsa de soja.

Presentación del plato

La porción  es de cuatro ravioles que el comensal sumergirá en la salsa que debe servirse en un pequeño pote individual.

 

Encontrá esta receta y muchas más en nuestro blog

 

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos