Men Shen (門神, ménshén) o «Dioses puerta»

 

Es una decoración tradicional china que consiste en colocar en cada hoja de la puerta (en China es común que las aberturas tengan dos hojas) de las casas, comercios, templos, etc., la imagen de los dioses Qing Qiong y Wei Chi Gong como protección.

La costumbre surge a partir de una antigua historia; en ella consta que en una oportunidad, el Emperador Tai Zong (Dinastía Tang, 618-907), tuvo un sueño recurrente que lo aterraba y le impedía descansar; en el mismo, los fantasmas de aquellas personas que había ordenado matar -por lo que él consideraba una causa justa- querían capturarlo. Preocupado, contó esta situación a dos de sus más fieles oficiales, Qing Qiong, y Wei Chi Gong, éstos le dijeron que a partir de ese día dormiría tranquilo ya que ellos mismos protegerían la puerta principal de la casa real por la noche para evitar la entrada de los malos espíritus que lo asechaban. Tai Zong aceptó la propuesta y la pesadilla se esfumó. A partir de entonces, los dos generales fueron considerados como guardianes de las puertas enviados por Dios. En las figuras uno de ellos aparece con dos espadas y el otro con dos machetes de hierro. Actualmente los chinos siguen la costumbre de pegar las figuras de los generales sobre las puertas de la casa para proteger a toda la familia de las energías negativas, especialmente cuando comienza un nuevo año lunar. En los palacios y mansiones más lujosas se encuentran tallados en las puertas de madera.

En el Feng Shui se usan para disipar a los espíritus, en  particular si se vive en un lugar donde, por distintas circunstancias, han ocurrido muertes y también si enfrente o al lado de la casa existe un cementerio.

 

 

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos