El Dragón Chino

A diferencia de occidente, donde el dragón es un animal mitológico asociado a la custodia feroz de las princesas cautivas en los castillos, en oriente se lo considera un ser celestial lleno de bondad. Puntualmente, para la antigua China, es el más noble de los animales, quien custodia las aguas y determina el clima, elementos fundamentales para la agricultura y, por ende, para el desarrollo de la civilización china cuya economía se basa en ella.

El Dragón es tan importante para esta cultura, que desde tiempos remotos los diversos pueblos poseen un santuario dedicado a ellos. Allí se les dedican ofrendas y se hacen peticiones que se relacionan estrechamente con las lluvias y cosechas las abundantes, fundamental para su vida.

Por otra parte, estas veneradas criaturas están presentes en todos los elementos posibles, incluso los de uso diario: vajilla, cortinas, almohadones y vestimenta entre otras cosas. Incluso, las primeras imágenes conocidas de esta criatura legendaria se encontraron en objetos de jade de la cultura Hongshan que data de 7000 años y se la ubica en el noreste de China y Mongolia.

Es tal la veneración por el dragón que narraciones populares antiguas afirman que los emperadores chinos eran en realidad dragones convertidos en humanos que llegaban a la tierra para gobernar a los hombres.

Todas estas descripciones forman parte de la rica cultura y mitología china, pero es indudable que el dragón jugó y sigue jugando un rol fundamental  en la simbología imperial china.

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos