Guizhou se viste de rosa

 

Mientras en Argentina comenzamos a disfrutar de la caída de las hojas y de un paisaje que de a poco se pinta de ocre,  China se tiñe de rosa y de blanco debido a que los arboles de cerezos están florecidos.

En la provincia de Guizhou, al suroeste del país, la gran cantidad de cerezos convierten a las calles, campos y laderas de las montañas en un océano rosado que hasta cubre las montañas.

Cada año, esta explosión de color atrae a un gran número de turistas entre los meses de enero y marzo cada año lo que reactiva considerablemente la zona y los habitantes disfrutan a pleno de las visitas.

Incluso, en muchos lugares de esta encantadora provincia de Guizhou se celebran festivales en torno a las flores del cerezo que, en definitiva, representa la vuelta a la vida luego del frío invierno y la bienvenida a la primavera.

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos