El milagro de la naturaleza

La naturaleza no deja de sorprendernos, aun cuando los seres humanos nos empeñamos en destrozarla, ya sea en forma consciente o inconsciente. A pesar de todo, contra viento y marea, ella sigue dando pruebas de su poder y nobleza. Recientemente en un bosque de China nació un nuevo árbol, lógicamente esto no parece una novedad, sin embargo el nuevo ejemplar se gestó a partir de los restos de otro que ya estaba seco. Según los especialistas, el mismo contaba con más de  300 años de antigüedad; se trata de una especie llamada alcanforero que, en estado de adultez, puede alcanzar los 20 metros de altura. Una vez que muere comienza a ahuecarse y, cuando prácticamente ya no queda más que corteza, brota un nuevo ejemplar que es protegido por el anterior hasta su crecimiento.  Luego, lentamente, el nuevo ocupa su lugar; este mecanismo permite preservar a la especie que se mantiene en pie desde hace miles de años.

Este árbol se ha convertido en una atracción turística local, las imágenes se han viralizado y el comentario general ronda sobre la lección que la madre naturaleza intenta enseñarnos. Por otra parte, hay quienes toman este acontecimiento para confirmar y divulgar que la vida después de la muerte es posible.

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos