El ritual del alcohol

Los chinos se caracterizan por ser excelentes anfitriones, especialmente a la hora de ofrecer una fiesta. En las mismas se presentan una gran cantidad y variedad de platos y también vinos y licores. Desde luego la idea es que quienes asistan al banquete coman y beban y los organizadores se encargarán de supervisar que esto ocurra así, especialmente con la degustación de alcohol. Mientras más se beba, más contentos estarán los anfitriones, ya que se sentirán respetados, de lo contrario pueden sentirse despreciados. Por otra parte, existen algunas frases que incentivan a beber, algunas de ellas son “bebe a fondo por los sentimientos profundos y bebe hasta la saciedad por la inmensa amistad” y “toma sólo un sorbo si tus sentimientos son superficiales”.

Existe todo un protocolo con respecto a la manera de ofrecer una copa: “Convidar con cortesía”, al principio del banquete, el anfitrión pronuncia unas palabras y propone el primer brindis; todos los presentes se ponen de pie, él bebe todo el licor de su copa y pone la copa o vaso boca indicando que ha tomado todo a la salud de los invitados; lo mismo deben hacer los invitados. Luego, el anfitrión pasa por las mesas para beber con cada asistente.

“Devolver el gesto” se refiere a que el huésped invita al anfitrión a beber.

“Convidarse mutuamente” es decir proponer brindis mutuamente y por todos los motivos posibles. Se supone que de esta manera se profundiza el sentimiento humano.

“Beber por encargo”, cuando alguien considera que ya no puede beber más alcohol, puede encargar a otra persona con la que tenga una relación de confianza que lo haga por él. En las bodas, suelen ser los padrinos quienes cumplen esta función.

“Beber como castigo”, el castigo puede tener diversos motivos, muchas veces hasta graciosos. El más común es llegar tarde al banquete, en este caso debe tomar tres copas consecutivas, implicando a veces un sentido chistoso.

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos