Los Dai y la Luna

Dice una antigua leyenda de la etnia Dai que la luna fue una vez Yan Jian, el tercer hijo del Emperador del Cielo, quien condujo al pueblo Dai para vencer a los enemigos y también trabajó arduamente para que su pueblo tenga una buena vida.

Luego de su muerte, se convirtió en la luna y se elevó al cielo iluminando suavemente a su amado pueblo.

Cada año, en vísperas del Festival del medio otoño, por la mañana temprano los hombres suben a las colinas y cazan faisanes con escopetas. Las mujeres jóvenes pescan en lagos y ríos y preparan la cena para la fiesta. Las abuelas machacan arroz glutinoso y hacen pasteles de diferentes tamaños. Coloca uno en cada extremo de la mesa y colocan un incienso apagado en cada pata de la misma. Cuando aparece la luna sobre la montaña, se encienden el incienso y los miembros de la familia comienzan el ritual disparando con sus escopetas hacia el cielo en honor a Yan Jian, el héroe. Finalmente, todos los integrantes de la familia se sientan a la mesa a disfrutar de la comida, conversar y disfrutar de la Gran Luna.

 

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos