El reino del amor

En la antigüedad, China estaba formada por diferentes reinos que debían batallar entre sí para ganar territorio y poder. Esto enfrentaba a la sociedad de manera tal que los miembros de distintos reinos no podían interactuar entre sí. Precisamente en esta época, nace una leyenda muy similar a la de Romeo y Julieta; la misma cuenta que dos jóvenes de diferentes reinos se enamoraron perdidamente desde el momento mismo en que se vieron por primera vez. Ambos eran hijos de los reyes de sus respectivos reinos que, además, estaban en guerra. Por esa razón su relación estaba terminantemente prohibida; sin embargo, a ninguno de los dos le importaban los conflictos que sus padres pudieran tener, pero, para evitar complicaciones, llevaron a cabo su relación en secreto, sólo los guardias que los custodiaban conocían la verdad. Sin embargo, como era de esperar, un día fueron descubiertos y la noticia se expandió rápidamente por ambos reinos. Como temían ser separados, huyeron a las montañas acompañados por sus fieles guardias.
Al poco tiempo fueron encontrados por soldados enviados por los padres de ambos e intentaron llevárselos, pero sus guardias lo impidieron mediante una feroz batalla. Al observar esto, los enamorados se interpusieron para evitar una masacre y fueron regresados a su hogar, donde cada uno confesó su amor.

Los reyes por fin entendieron que no podrían separarlos para siempre y que la única salida era la paz entre ambos reinos, por eso se unieron bajo una misma bandera. La misma llevaba dos dragones uno blanco que representaba a la joven y el otro rojo, representando al muchacho y ambos simbolizaban el amor.

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos