Navidad en China

Solamente el uno por ciento de la población china profesa la religión católica, por lo cual podría suponerse que para los chinos la Navidad no es un acontecimiento importante. Mucho menos Papá Noel y el arbolito; sin embargo, esto está muy alejado de la realidad. Tal como en occidente, un mes antes del 24 de diciembre las calles de Shanghai y Beijing, se visten de luces y enormes pinos navideños.

Los centros comerciales también atraen a la clientela con grandes árboles, por ejemplo, en un shopping de Pekín suelen armar uno de 30 metros de altura, que llenan de paquetes rojos con enormes moños y guirnaldas de colores. Lógicamente, esto tiene un costado comercial y el objetivo de tanto esfuerzo es acrecentar las ventas en esos días.

Los frentes de las casas también se iluminan y en ellas tampoco faltan los pinos navideños, que llaman “Arboles de la luz” y, como en Occidente, llevan la estrella de Belén en la punta. Por supuesto, los chicos, con mucho entusiasmo, cuelgan las botas rojas en las ventanas y chimeneas para  que Dun Che Lao Ren (hombre viejo de navidad), es decir Papá Noel, le deje juguetes y golosinas.

Noche de Paz

A la Nochebuena la llaman Ping An Ye, que significa “Noche silenciosa”, y tiene un sello propio; los varones les regalan manzanas envueltas en papeles de colores a las chicas. Este obsequio tan peculiar tiene varios orígenes, uno de ellos está relacionado con su nombre Ping Guo (manzana), que al pronunciarse suena muy parecido a Ping An Ye. También se relaciona con un grupo de jóvenes que popularizaron esta costumbre alrededor de los años 80, cuando se alejaban de sus familias para instalarse en las ciudades y estudiar. Solían reunirse en nochebuena a comer  manzanas, ya que la consideraban una fruta exquisita  asociada a la paz y la sabiduría. Incluso existía una especie de juego que incentivaba a comprar seis unidades, tres rojas y tres verdes; otra versión de este ritual consistía en comprar 24 unidades en 24 lugares diferentes, para tener buena fortuna.

Como ven, nadie quiere perderse la Navidad, cada cual la festeja a su manera, pero en el fondo todos buscamos los mismo, reivindicar la Paz y la unión familiar.

 

¡Feliz Navidad!

¡Sheng Dan Jie Kuai Le!

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos