Amarillo, infaltable en el  guardarropas chino

El amarillo es un color emblemático tanto para la cultura como para la moda china. El emperador Amarillo, por ejemplo, fue un gran médico que escribió una obra llamada Huang Di Neijing que aún hoy es tenido en cuenta por lo médicos chinos a la hora de definir un diagnóstico. Otro ejemplo contundente es el río Amarillo, uno de los más importantes del país. Además este era un color exclusivo de los emperadores, quienes lo lucían en sus lujosos trajes y los monjes budistas también lo han hecho propio, ya que la figura de Buda es de color “oro” que lo relacionaba con la nobleza de su espíritu.

El simbolismo en cada dinastía

En cada dinastía estuvo presente de una manera diferente, por ejemplo, en la Han

(206 a. C – 220 d. C) se consideraba al amarillo como símbolo de la tierra y del centro del universo. El emperador de ese entonces se vestía de amarillo y el Primer Ministro de la corte también, aunque a él también se le exigía usar una cinta de seda púrpura. De esta manera también se sumó este tono a la lista de preferidos de la cultura tradicional china.

A partir de la  Tang, el amarillo se hizo más popular y comenzó a utilizarse, incluso en las pinturas y obras de arte.

Durante las  Ming y Qing, cuando Beijing se convirtió en la ciudad capital, el color amarillo se convirtió en el sello de toda la familia imperial. Incluso sus carros, banderas y todo lo que utilizaban era de este tono, era el símbolo del poder supremo y por eso estaba absolutamente prohibido para la gente común. Aún hoy, si se observa la Ciudad Prohibida desde la parte alta de Jingshan, se pueden ver los techos de tejas y las estatuas de color amarillo.

Por esta y por muchas razones más, hoy en día es un color infaltable en la moda china y miles de personas apuestan a ella.

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos