Buda de Leshan

Muy cerquita de Chengdu, en la provincia de Sichuan, está la ciudad de Leshan. Es aquí donde se encuentra una de las figuras de Buda más grandes del mundo, una auténtica maravilla considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La estatua se encuentra en el monte Linyun y está esculpida en la ladera de un acantilado y alcanza los 71 metros de altura; este acantilado está situado en la confluencia de tres ríos, el río Min Jiang, el Dadu y el Qingyi. Según cuenta la historia, navegar por este sitio acarreaba un gran peligro, incluso muchos hombres perdieron la vida debido a la violenta corriente de las aguas.

Por ese motivo, en el año 713, el monje Hai Tong decidió comenzar la construcción de esta figura con el fin de que Buda amansara los ríos y protegiera la vida de los navegantes. El trabajo no resultó sencillo y para concluirlo fueron necesarios 90 años de ardua tarea. Lo maravilloso fue que gracias a la construcción de esta gigantesca estatua, restos de tierra y roca fueron desprendiéndose y acumulándose en el río y de a poco cambiando el curso de sus aguas.

Estas se volvieron más tranquilas y permitieron que los barcos circularan con seguridad. Actualmente llegan miles de turistas de todo el mundo a visitarla y, como es de esperar, los embarga una mezcla de asombro y emoción.

Comparte si te gusto la nota!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Tabla de contenidos